Saltar al contenido

¿Para que sirve el aflamax?

para que sirve el aflamax
¿Para que sirve el aflamax?

Aflamax es un medicamento a base de diclofenac potásico especialmente indicado para tratar cualquier tipo de afección inflamatoria.

¿Qué es?

AFLAMAX (Diclofenac Potásico) es un medicamento analgésico AINE, es decir, un antiinflamatorio no esteroideo indicado para el tratamiento de afecciones inflamatorias.

Se puede administrar vía oral antes de las comidas, vía rectal en forma de supositorios y vía parenteral como una solución que se administra por vía intramuscular por inyección intraglútea profunda.

¿Para qué sirve?

Este fármaco perteneciente a la familia de los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antipiréticas.

Actúa bloqueando la ciclooxigenasa disminuyendo la síntesis de prostaglandinas (responsables de la inflamación) e inhibe la migración leucocitaria y la liberación de las enzimas lisosomales.

Para actuar como analgésico bloquea el estímulo doloroso generado periféricamente reduciendo la síntesis y actividad de las prostaglandinas y otras sustancias responsables de sensibilizar los receptores dolorosos de tipo mecánico y químico.

Presentación

Se presenta en:

AFLAMAX® 275 mg Tabletas: Cajas de 120 tabletas.

AFLAMAX® 550 mg Tabletas: Caja de 90 tabletas.

Composición

Dependiendo de la presentación puede contener Naproxeno sódico a 550 mg o 275 mg más excipientes.

Indicaciones

Está indicado para el tratamiento del dolor y de la inflamación. Alivio de dolores leves a moderados, sobre todo cuando se desea acción antiinflamatoria. Por ejemplo, luego de intervenciones dentales, ortopédicas u obstétricas.

Se indica también para el alivio del dolor musculoesquelético provocado por lesiones del tejido blando como torceduras o esguinces.

Es utilizado para el tratamiento de condiciones inflamatorias no reumáticas como bursitis, capsulitis, tendinitis, sinovitis y tenosinovitis.

Trata los síntomas de la dismenorrea como la cefalea, vómitos y nauseas.

Se utiliza en el tratamiento de enfermedades reumáticas como la osteoartritis, artritis reumatoide, espondilitis anquilosante, artritis juvenil y artritis por gota o pseudogota.

Actúa como antipirético.

Advertencias

Se debe administrar con precaución en ancianos, pacientes con antecedentes de colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn, antecedentes de insuficiencia cardiaca y en uso conjunto de corticoides orales y antidepresivos ISRS.

Se debe administrar con suma precaución en pacientes con rinitis alérgica, inflamación de la mucosa nasal, enfermedad obstructiva crónica o infecciones crónicas del tracto respiratorio, en caso de asma, edema de Quincke o urticaria.

Incrementa el riesgo de hemorragias gastrointestinales, ulceras o perforaciones. El uso prolongado puede incrementar el riesgo de acontecimientos aterotrombóticos como ictus.

Puede provocar la aparición de reacciones alérgicas, enmascarar los síntomas de una infección y alterar la fertilidad femenina.

En caso de insuficiencia hepática leve a moderada puede provocar elevaciones de las enzimas hepáticas.

En caso de insuficiencia renal leve o moderada controlar la función renal.

Embarazo y lactancia

Está absolutamente contraindicado en la gestación. El naproxeno se libera en la leche materna en concentraciones del 1% siendo el pico máximo a 4 horas de la ingestión del fármaco.

Reacciones adversas

Puede provocar cefalea, vértigo, mareo, náuseas, diarreas, vómitos, dispepsia, dolor abdominal, anorexia, flatulencia, colitis isquémica, erupción, irritación en el lugar de aplicación en el caso de supositorios, dolor e induración en el lugar de la inyección en el caso de la administración parenteral.

Puede provocar sangrado vaginal no explicado, cistitis, hematuria, equimosis, anemia, anafilaxia, calambres o debilidad muscular, zumbidos, trastornos de visión, retención de líquidos, falla renal y dificultades respiratorias.

Contraindicaciones

Está contraindicado en casos de hipersensibilidad al diclofenaco.

No debe administrarse si el consumo de otros AINE o de AAS han desencadenado ataques de asma, urticaria o rinitis aguda.

No debe consumirse en casos de colitis ulcerosa, insuficiencia renal grave, problemas de coagulación, antecedentes de hemorragia gastrointestinal o perforación, tercer trimestre de gestación, proctitis y cardiopatías isquémicas.

Debe evitarse si se tiene un historial de reacciones alérgicas severas provocadas por ácido acetilsalicílico u otros AINE.

Interacciones

El aflamax puede:

  • Aumentar la concentración plasmática del litio y la digoxina.
  • Aumentar la acción y toxicidad del metotrexato.
  • Incrementar la nefrotoxicidad de la ciclosporina.
  • Disminuir la acción de los diuréticos o fármacos antihipertensivos como betabloqueantes.
  • Disminuir la eficacia del isradipino y el verapamilo.
  • Se debe consumir bajo vigilancia médica si se toman anticoagulantes.
  • Potencia la toxicidad del misoprostol y los corticoides.

Mientras, la eficacia del aflamax se ve reducida por la colestiramina o el colestipol.

Tratamiento en casos de sobredosis

La ingestión accidental o intencional de grandes dosis de aflamax puede provocar somnolencia, indigestión, acidez, náuseas y vómitos. Algunos pacientes experimentan convulsiones.

Suele tratarse son lavados gástricos, administración de carbol activçado, administración de antiácidos alcalinos por vía oral.

Alteraciones de pruebas de laboratorio

Se recomienda suspender el tratamiento con aflamax durante las 72 horas anteriores a la realización de pruebas de la función adrenal porque puede interferir artificialmente en las pruebas de 17-cetoesteroides.

Interviene en las pruebas del ácido 5-hidroxindolacético en la orina.

Incrementa algunos valores séricos o de pruebas de función hepática como billirubina, tiempo de protrombina, TGO, TGP y  DHL.

(1) https://matchmyrx.com/es/directorio/marca/aflamax
(2) https://www.vademecum.es/equivalencia-lista-aflamax+film-coated+tablet+50+mg-venezuela-m01ab05-ve_1
(3) http://www.sopecard.org/peru/src/productos/22130_210.htm