Saltar al contenido

¿Para que sirve el bactropin?

para que sirve el bactropin
¿Para que sirve el bactropin?
4 (80%) 4 votes

Bactropin es un medicamento recetado para el tratamiento de diversos tipos de infecciones, contiene Trimetoprim y Sulfametoxazol y está disponible en dos presentaciones, tanto suspensión como tabletas.

¿Qué es?

Es un medicamento bactericida indicado para tratar desde neumonías hasta infecciones en los genitales y heridas infectadas. Contiene Trimetoprim y Sulfametoxazol, una combinación antimicrobiana que interfiere en el metabolismo del ácido fólico bacteriano impidiendo así, la reproducción bacteriana de nucleoproteínas y aminoácidos.

Puede actuar como un bactericida y bacteriostático dependiendo de la concentración de la droga y el microorganismo implicado. Sus componentes son absorbidos de forma rápida y casi completa en 1 o 3 horas con una vida media de 15 horas.

¿Para qué sirve?

Se emplea para tratar infecciones de las vías respiratorias como bronquitis aguda y crónica, neumonía, amigdalitis, sinusitis y faringitis. También en casos de cistitis aguda o crónica, infecciones de los órganos genitales, enteritis, furúnculos, abscesos y heridas infectadas.

Presentación

Se presenta en suspensión de 100 ml y en tabletas de 80 mg o 160 mg de Trimetoprim y 400 mg o 800 mg de Sulfametoxazol en envases con 10, 20 o 30 tabletas.

Composición

Cada 100 ml de suspensión contienen:

  • Trimetoprim: 0,8000 g
  • Sulfametoxazol: 4 g.
  • Vehículo c.b.p: 100 ml
  • Cada tableta contiene:
  • Trimetoprim: 80 mg o 160 mg.
  • Sulfametoxazol: 400 mg o 800 mg.
  • Excipiente c.b.p: 1 tableta.

Indicaciones

Esta indicado en caso de bronquiectasia, bronquitis aguda y crónica, neumonía, sinusitis, amigdalitis, pielonefritis, faringitis, furúnculos, cistitis aguda o crónica, infecciones de los órganos genitales, enteritis tifoidea y paratifoidea, piodermias, abscesos y heridas infectadas.

También se indica para el tratamiento de listeriosis e infecciones por cepas de S. aureus resistentes a meticilina (MRSA) como osteomielitis y artritis séptica,  granuloma inguinal, diarreas y toxoplasmosis.

Advertencias

No debe de administrarse durante más de dos semanas sin vigilancia médica estricta. Debe de emplearse con precaución en pacientes que padecen de insuficiencia renal o hepática o en aquellas condiciones que causen o predisponga a una deficiencia de ácido fólico.

Debe consumirse abundantes líquidos para eliminar adecuadamente el medicamento.

Efectos adversos

Los efectos adversos reportados son en su mayoría leves y consisten en vómitos, náuseas y erupciones cutáneas. En algunos casos se presentan reacciones cutáneas de hipersensibilidad más graves como eritema multiforme o síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica tóxica o síndrome de Lyell.

Puede llegar a producir leucopenia trombocitopenia y agranulocitosis anemia megaloblástica y púrpura.

Se ha reportado en algunos casos ictericia y en casos muy raros necrosis hepática. Se ha reportado meningitis aséptica que desaparece al descontinuar el tratamiento.

En dosis elevadas para tratar neumonitis por Pneumocystis carinii en pacientes con síndrome de inmunodeficiencia adquirida se han presentado casos de erupción cutánea, neutropenia, trombocitopenia y elevación de las enzimas hepáticas.

Contraindicaciones

Debe evitarse su consumo en casos de hipersensibilidad a los principios activos, enfermedades graves del hígado, insuficiencia renal grave, discrasias sanguíneas, alergias, síndrome de Stevens-Johnson, asma, prematuros, lactantes, menores de tres meses y durante el embarazo.

Interacciones medicamentosas y de otro género

Puede provocar anemia megaloblástica si se administra conjuntamente con pirimetamina.

Potencia el efecto anticoagulante de la warfarina.

Interactúa con las sulfonilureas y su asociación con rifampicina prolonga la vida media de bactropin causando  insuficiencia renal si se administra junto con ciclosporinas.

Interactúa con:

  • Antiarrítmicos: Procainamida, quinidina, procainamida y digoxina.
  • Antipsicóticos: clorpromazina y haloperidol.
  • Antidepresivos: mipramina.
  • Antifúngicos: Ketoconazol.
  • Antibióticos: Eritromicina, rifampicina y dapsona.
  • Antihistamínicos: Terfenadina y astemizol.
  • Antivirales: Zidovudina, zalcitabina, lamivudina y amantadina.
  • Inmunosupresores: Tacrolimus.
  • Antiepilépticos: Fenitoína.

Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio

Puede llegar a alterar los resultados de la prueba de determinación de creatinina elevando los valores normales.

Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental

No se ha precisado la dosis máxima tolerada por humanos. Los síntomas de sobredosis incluyen nauseas, vértigo, vomito, hematuria, anuria y cristaluria.

Se recomienda inducir el vómito y realizar lavados gástricos. Ambas sustancias son dializables. El consumo por tiempo prolongado puede provocar depresión de la médula ósea con síntomas como trombocitopenia y/o anemia megaloblástica.

Fuente:

(1) https://www.vademecum.es/equivalencia-lista-bactropin+oral+suspension+200+mg/5+ml+40+mg/5+ml-mexico-j01ee01-mx_1
(2) http://mufel.net/plm05/415.htm