Saltar al contenido

¿Para que sirve el lomecan?

para que sirve el lomecan
¿Para que sirve el lomecan?

Lomean es un medicamento utilizado para el tratamiento de diversas afecciones vaginales simples. Está disponible en dos presentaciones, crema y óvulos.

¿Qué es?

Lomecan es un medicamento que contiene un antimicótico de amplio espectro eficaz para el tratamiento de infecciones vaginales simples o mixtas provocadas por Candida albicans, Candida glabrata y Trichomonas vaginalis que cursan con síntomas como inflamación, comezón, ardor, flujo blanco o amarillento y molestias al orinar o al tener relaciones sexuales.

Este medicamento se puede encontrar en todo tipo de farmacias y en supermercados.

¿Para qué sirve?

Impide el crecimiento de hongos actuando a través de la síntesis del ergosterol, inhibe su síntesis provocando la alteración estructural y funcional de la membrana citoplasmática, esto, provoca la muerte celular.

Es un antimicótico de amplio espectro, es decir, actúa contra las infecciones micóticas vaginales causadas por dermatofitos, levaduras y mohos.

Presentación

Lomecan se presenta en óvulos y en crema.

Composición

Lomecan en su presentación como crema de 100 g contiene 2.0g de Clotrimazol y excipiente.

Indicaciones

Está indicada en casos de infecciones micóticas provocadas por provocadas por Candida albicans, Candida glabrata y Trichomonas vaginalis  que cursan con ardor vaginal, dolor, comezón o dolor a la hora de mantener relaciones sexuales.

Durante el tratamiento está contraindicado el uso de tampones, duchas intravaginales, espermicidas y otros productos vaginales. No se debe realizar el tratamiento durante la menstruación.

Advertencias

Su uso en personas o pacientes inmunocomprometidos, es decir, con diabetes mellitus, infección por VIH, SIDA, con trasplantes o en tratamiento con corticoides orales, debe ser extenso porque presentan infecciones complicadas que no responden adecuadamente a pautas de tratamiento cortas.

Pueden existir reacciones de hipersensibilidad como fiebre, dolor abdominal, dolor lumbar, secreciones vaginales acuosas muy abundantes, náuseas y hemorragias vaginales. En estos casos se deben descartar otras patologías.

Se debe evitar el contacto con los ojos.

Reacciones adversas

El Clotrimazol puede provocar reacciones alérgicas como hipotensión, disnea o urticaria, sincope, descamación vaginal, erupción, prurito, edema, molestias, eritema, quemazón, irritación, dolor pélvico y hemorragia vaginal. Puede producirse dolor abdominal.

Contraindicaciones

Está contraindicado el tratamiento en caso de hipersensibilidad a clotrimazol o a cualquier otro antimicótico del grupo de los imidazoles.

Interacciones

Puede incrementar los niveles plasmáticos de tacrolimús (oral) y sirolimús.

Reduce la eficacia y la seguridad de los productos con látex. Se debe tener especial cuidado con los condones a base de este material.

Embarazo

La absorción de clotrimazol por vía vaginal es limitada por lo que no se esperan riesgos para la madre o el bebé. Sin embargo, se deben evaluar los beneficios de su uso frente a los posibles riesgos.

En caso de las ultimas 4 o 6 semanas de embarazo no se recomienda utilizar el aplicador sino que se debe introducir el ovulo con el dedo.

Lactancia

Según estudios realizados en animales, el clotrimazol y sus metabolitos se excretan en la leche materna. Se desconoce si la administración intravaginal en humanos puede provocar una absorción sistémica suficiente como para que el clotrimazol y sus metabolitos lleguen a la leche materna pero, no se puede descartar el riesgo para el lactante.

Se debe tomar entonces, la decisión de suspender la lactancia o abstenerse del tratamiento tomando en cuenta el beneficio de la lactancia para el bebé o el tratamiento para la madre.