Saltar al contenido

¿Para que sirve el naxodol?

Para que sirve el naxodol
¿Para que sirve el naxodol?
3 (60%) 2 votes

El dolor agudo y la inflamación son síntomas incapacitantes que acompañan a los traumatismos y lesiones en músculos y articulaciones. Con el fin de tratarlos y facilitar la recuperación, existen medicamentos como el Naxodol, un relajante muscular que contiene un antinflamatorio no esteroideo.

¿Qué es?

Es un relajante muscular que cuenta con acción analgésica y antinflamatoria sostenida y es muy bien tolerado por el organismo. Suele indicarse, junto al descanso y la terapia física, para aliviar el dolor agudo en caso de condiciones musculoesqueléticas tales como traumatismos, distensiones musculares, tendinosas y ligamentosas, torticolis, luxaciones, lumbalgia, bursitis, fracturas, esguinces y contracturas.

¿Para qué sirve?

Naxodol es un relajante muscular que contiene naproxeno y carisoprodol. El naproxeno es un antiinflamatorio no esteroideo que cuenta con acción analgésica y antiinflamatoria. Este tipo de antiinflamatorios actúan inhibiendo la cisclooxigenasa, lo que a su vez inhibe la síntesis de las prostaglandinas, sustancias que intervienen en un proceso inflamatorio.

Estas propiedades le permiten a naxodol controlar el dolor y la inflamación causados por afecciones como torticolis, tendinitis, bursitis, contracturas, esguinces, luxaciones y fracturas.

Presentación

Se presenta en cajas con 10, 15, 30 o 45 tabletas de 500 mg.

Composición

Cada cápsula contiene:

  • Naproxeno: 250mg.
  • Carisoprodol: 200 mg.
  • Excipiente cbp: 1 cápsula.

Indicaciones

Está indicado para el tratamiento sintomático del dolor leve a moderado, los estados febriles, osteoporosis, episodios agudos de gota, artritis reumatoide, artritis reumatoide juvenil, espondilitis anquilosante, dismenorrea, síndromes reumatoides, alteraciones musculoesqueléticas con dolor e inflamación, migraña y menorragia 1 o 2 a causa de un dispositivo intrauterino.

Advertencias

  • Debe administrarse con leche o comida, sobre todo si se notan molestias digestivas.
  • Se debe mantener la dosis mínima efectiva en caso de insuficiencia renal, insuficiencia hepática o ancianos.
  • Administrar con precaución en caso de antecedentes de colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn porque puede empeorar dichas patologías.
  • El riesgo de hemorragia gastrointestinal, úlcera o perforación es mayor si se utilizan dosis crecientes de AINEs, en ancianos y en pacientes con antecedentes de ulceras. En estos casos se recomienda el tratamiento en simultáneo con medicamentos protectores de la mucosa gástrica.
  • Debe valorarse la relación riesgo-beneficio en caso de HTA, enfermedad coronaria establecida, insuficiencia cardiaca crónica, arteriopatía periférica y enfermedad cerebrovascular.
  • Se debe vigilar a los pacientes que padecen de factores de riesgo cardiovascular conocidos (HTA, diabetes mellitus, hiperlipidemia, fumadores) si se requiere un tratamiento con AINEs de larga duración.
  • Existe un riesgo de padecer de reacciones cutáneas al inicio del tratamiento.
  • Se debe interrumpir el consumo de naxodol si se presentan alteraciones visuales.
  • Altera la fertilidad femenina.
  • Existe un riesgo de reacciones anafilácticas en pacientes sin exposición previa o con un historial de angioedema, rinitis, asma, pólipos nasales y urticaria.

Reacciones adversas

El naproxeno y otros AINEs pueden causar las siguientes reacciones:

Gastrointestinales: Ulcera péptica, perforación o sangrado gastrointestinal (fatales en algunos casos, sobre todo en ancianos), ardor epigástrico, esofagitis, náusea, vómito, flatulencia, diarrea, constipación, dolor abdominal, dispepsia, úlcera gastrointestinal no péptica, hematemesis, melena, estomatitis, exacerbación de colitis ulcerativa o enfermedad de Crohn, pancreatitis, estomatitis ulcerativa y gastritis.

Infecciones: Meningitis aséptica.

Reacción de hipersensibilidad al carisoprodol: Debilidad grave, mareo, cuadriplejia transitoria, ataxia, diplopía, pérdida temporal de la visión, midriasis, agitación, disartria, euforia, confusión y desorientación.

Trastornos cardiacos: Palpitaciones, insuficiencia cardiaca congestiva y falla cardiaca asociada al tratamiento con AINES.

Trastornos del sistema inmune: Reacciones anafilácticas.

Trastornos del sistema nervioso: Vértigo, cefalea, somnolencia, mareo, convulsiones, neuritis óptica retrobulbar, disfunción cognoscitiva y déficit de atención.

Efectos sobre el sistema reproductivo: Infertilidad femenina.

Trastornos en piel y tejido subcutáneo: Equimosis, púrpura, prurito, erupciones cutáneas, alopecia, sudoración, necrólisis epidérmica, eritema multiforme, necrólisis epidérmica tóxica, síndrome de Stevens-Johnson, erupción medicamentosa, eritema nodoso, liquen plano, exantema, reacción pustular, urticaria, lupus eritematoso sistémico, reacciones de fotosensibilidad y edema angioneurótico.

Efectos hematológicos y sistema linfático: Agranulocitosis, eosinofilia, anemia aplástica, anemia hemolítica, leucopenia y trombocitopenia.

Trastornos hepatobiliares: Ictericia y hepatitis (algunos casos han sido fatales).

Trastornos metabólicos y nutrición: Hipercalcemia.

Reacciones musculosqueléticas y del tejido conectivo: Mialgia y debilidad muscular.

Trastornos oculares: Trastornos de la visión, papilitis, opacidad corneal y papiledema.

Efectos psiquiátricos: Depresión, trastornos del sueño e insomnio.

Trastornos renales y urinarios: Hematuria, síndrome nefrótico, nefritis intersticial, insuficiencia renal y necrosis papilar renal.

Trastornos respiratorios, torácicos y mediastinales: Disnea, asma, edema pulmonar y neumonitis eosinofílica.

Reacciones vasculares: Hipertensión y vasculitis.

Trastornos vestibulococleares: Disminución de la audición, tinnitus, disturbios auditivos y vértigo.

Contraindicaciones

  • Está contraindicado su uso en caso de hipersensibilidad al naproxeno o a naproxeno sódico y a otros AINEs.
  • No consumir en caso de insuficiencia cardiaca grave, antecedentes de úlcera péptica/hemorragia gastrointestinal activa o recidivante, antecedentes de hemorragia gastrointestinal o perforación relacionados con tratamientos anteriores con AINEs.
  • No administrar en caso de colitis ulcerosa e insuficiencia hepática o renal grave.
  • No es recomendado en el 1º y 2º trimestre de embarazo a menos que sea absolutamente necesario. Debe evitarse en el 3º trimestre porque incrementa el riesgo de cierre prematuro del ductus arteriosus, aumento del riesgo de hemorragia materno-fetal y posible disminución de la contractilidad uterina.
  • El naproxeno se excreta  en la leche materna, por esta razón no se recomienda durante el período de lactancia.
  • Algunos pacientes pueden experimentar mareo, vértigo, somnolencia, depresión o insomnio durante el tratamiento. Si este es el caso debe abstenerse de realizar trabajos que requieran de atención como conducir o manejar maquinaria.

Interacciones

  • Incrementa la toxicidad del metotrexato.
  • Inhibe el efecto natriurético de la furosemida.
  • Reduce el efecto antihipertensor de los ß-bloqueantes.
  • Aumenta las concentraciones plasmáticas de litio, anticoagulantes, hidantoínas, sulfonamidas y digoxina.
  • Aumenta el riesgo de I.R. con IECA.
  • Su concentración plasmática se ve incrementada por probenecid.
  • Existe riesgo de sangrado gastrointestinal si se administra con otros inhibidores selectivos de la COX-2 e ISRS.

Alteraciones en los resultados de laboratorio

Afecta los resultados del test de valoración función adrenal, las pruebas urinarias de ácido 5-hidroxi- indolacético y 17-cetosteroides.

Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental

Una dosis elevada de naproxeno puede causar mareo, dolor epigástrico, somnolencia, malestar abdominal, náuseas, indigestión, alteración transitoria de la función hepática, disfunción renal, hipoprotrombinemia, acidosis metabólica, apnea, desorientación y vómito.

En algunos casos puede causar convulsiones, sangrado gastrointestinal, hipertensión, falla renal aguda, depresión respiratoria y coma.

Se han reportado reacciones anafilácticas luego de una sobredosis.

El tratamiento es sintomático y de apoyo luego de la sobredosis. No existe un antídoto específico y debido a la elevada unión a proteínas del naproxeno, no es útil la diuresis forzada, alcalinización de orina, hemodiálisis o hemoperfusión.

Fuente:

(1) https://www.vademecum.es/equivalencia-lista-naxodol+capsule%2C+hard+250+mg+200+mg-mexico-m01ae02-mx_1
(2) http://mx.prvademecum.com/producto/?producto=2147
(3) https://www.doctoralia.com.mx/medicamento/naxodol-55059