Saltar al contenido

¿Para que sirve el uropol forte?

Para que sirve el uropol forte
¿Para que sirve el uropol forte?
2.3 (46.67%) 6 votes

Existen muchos medicamentos para el tratamiento de infecciones y uno de ellos es el uropol forte, un medicamento a base de sulfametizol indicado para el tratamiento de infecciones del tracto urinario.

¿Qué es?

Es un antibiótico a base de sulfametizol y fenazopiridina indicado para el tratamiento de infecciones en el tracto urinario no complicadas. El Uropol forte no debe utilizarse por más de dos días, en este caso se continua el tratamiento solo con sulfametizol.

¿Para qué sirve?

Es un medicamento utilizado para el control de infecciones del tracto urinario provocadas por bacterias sensibles al sulfametizol.

Presentación

Se presenta en cajas de 100 y 300 cápsulas.

Composición

Cada cápsula que contiene:

  • Sulfametizol: 500 mg.
  • Fenazopiridina clorhidrato: 100 mg.
  • Excipientes c.s.p: 1 cápsula.

Indicaciones

Está indicado para el tratamiento inicial de infecciones del tracto urinario provocadas por cepas sensibles de: Escherichia coli, Enterobacter sp., Klebsiella sp., Proteus mirabilis, Proteus vulgaris y Staphylococcus aureus cuando el único alivio de dolo, ardor y urgencia son requeridos durante los dos primeros días de terapia pues su uso no debe exceder este tiempo.

No existe evidencia que la combinación de sulfametizol y fenazopiridina sean más efectivos luego de dos días de tratamiento. Por lo que se debe continuar con solo sulfametizol.

Advertencias

Es necesario entender que este medicamento puede colorear la orina de color naranja o rojo. También se debe mantener una ingesta adecuada de líquidos. Las sulfonamidas deben ser utilizadas con suma precaución en pacientes con alergia o asma bronquial severas, daño de la función hepática o renal o quienes padecen de deficiencia de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa porque puede provocar hemólisis.

En pacientes ancianos existe una mayor probabilidad de efectos adversos como reacciones severas de la piel, depresión de la medula ósea o reducción del recuento de plaquetas. En algunos ancianos puede incrementar el riesgo de incidencia de trombocitopenia con púrpura en ancianos que consumieron tiazidas primarias y diuréticos en conjunto con sulfametoxazol.

Puede incrementar el riesgo de incidencia de algunas infecciones y puede ralentizar la curación e incrementar el sangrado de las encías.

No deben utilizarse sulfonamida para tratar infecciones pro estreptococos del grupo A. Si se llega a padecer de dolor de garganta, fiebre, palidez, ictericia o púrpura durante la administración del medicamento es una indicación de una discrasia sanguínea seria.

En algunos casos se ha reportado muertes asociadas a la administración de sulfonamidas a causa de reacciones de hipersensibilidad, anemia aplásica o agranulocitosis.

Se deben realizar recuentos sanguíneos y pruebas de la función renal, sobre todo durante la administración prolongada. Se debe realizar análisis de orina una vez por semana cuando el tratamiento tiene una duración de más de dos semanas.

Análisis microscópicos de orina deben ser realizados una vez a la semana cuando el paciente es tratado por más de dos semanas.

Reacciones adversas

Puede provocar:

Discrasias sanguíneas como: Agranulocitosis, trombocitopenia, anemia aplásica, leucopenia, púrpura, anemia hemolítica, hipoprotrombinemia y metahemoglobinemia.

Reacciones alérgicas como: Eritema multiforme (síndrome de Stevens-Johnson), necrólisis epidérmica, erupciones de piel generalizadas,urticaria, prurito, enfermedad del suero, dermatitis exfoliativa, edema periorbital, reacciones anafilactoides, inyección conjuntival y escleral, fotosensibilidad, miocarditis y alérgica artralgia.

Reacciones gastrointestinales como: Náuseas, dolores abdominales, emesis, hepatitis, anorexia, diarrea, pancreatitis y estomatitis.

Reacciones del SNC como: Cefalea, neuritis periférica, depresión mental, alucinaciones, ataxia, convulsiones, tinnitus, insomnio y vértigo.

Reacciones misceláneas: Fiebre por drogas, escalofríos, periarteritis nodosa y nefrosis toxica con oliguria y anuria.

Contraindicaciones

  • Las sulfonamidas no deben ser consumidas por pacientes hipersensibles.
  • No debe administrarse a menores de dos meses de edad, durante el embarazo o su finalización.
  • No debe consumirse durante la lactancia porque pueden ser excretadas en la leche y causar kernicterus.
  • La fenazopiridina está contraindicada en insuficiencia renal o hepática, glomerulonefritis, y pielonefritis.

Debe evaluarse el riesgo/beneficio en caso de:

  • Anemia megaloblástica debido a deficiencia de folato.
  • Daño en la función hepática y renal.
  • Deficiencia de Glucosa-6-fosfato deshidrogenasa (G6PD).
  • Discrasias sanguíneas.
  • Porfiria.

Interacciones

Interactúa con:

  • Anticoagulantes como la cumarina o derivados de indandiona.
  • Antidiabéticos orales.
  • Ciclosporina.
  • Contraceptivos orales con estrógenos.
  • Depresores de la médula ósea.
  • Hemolíticos.
  • Hidantoína o anticonvulsivos.
  • Medicación hepatotóxicas.
  • Metenamina.
  • Metotrexato, fenibutazona o sulfinpirazona.
  • Penicilinas.

Tratamiento en casos de sobredosis

En caso de excesos en la dosis recomendada en pacientes con función renal normal o en casos de administrar una dosis normal en pacientes con disfunción renal puede causar reacciones toxicas. Una sobredosis aguda o masiva puede provocar metahemoglobinemia, que puede tratarse con azul de metileno o ácido ascórbico en el hospital.

Fuente:

(1) https://www.doctoralia.pe/medicamento/uropol+forte+n-110399
(2) http://www.sopecard.org/peru/src/productos/27236_14.htm