Saltar al contenido

¿Para qué sirve la dimeticona?

para que sirve la dimeticona
¿Para qué sirve la dimeticona?
5 (100%) 1 vote[s]

La dimeticona es una medicina perteneciente al conjunto de los anti-flatulentos, la cual está destinada para aliviar la sintomatología que presentan los cólicos estomacales. Su principal función es ayudar a erradicar los gases o flatulencias, así como también, es parte del tratamiento para la aerofagia (ingestión de aire con efectos secundarios).

De igual forma, la dimeticona es un fármaco que acciona como un antiespumante, minimizando la tensión estomacal generada por los gases. El efecto de este medicamento, hace que los gases se desintegren más fácilmente, lo que calma el dolor en el estómago de manera progresiva.

¿Qué es?

El principio activo de la dimeticona es una mezcla de polímero dimetilpolisiloxano con oxido de silicón, la cual minimiza la tensión de los glóbulos que ocasionan el alojamiento de los gases en el abdomen, hinchazón y malestar en la zona abdominal.

Sin embargo, la dimeticona no sólo cumple la función de un medicamento común. La industria la ha comercializado convirtiéndola también en un cosmético que nutre y suaviza el rostro, ya que al contacto con la piel desarrolla compuestos beneficiosos para la salud de la dermis.

¿Para qué sirve?

El fármaco cumple múltiples roles. Cada uno de ellos, ofrece diversos beneficios para la salud del organismo:

Para aliviar las flatulencias

Su función más conocida es, que es un medicamento capaz de aliviar la presión estomacal causada por los gases. Asimismo, contribuye con la cura de la aerofagia, las flatulencias, los cólicos y la inflamación de los intestinos.

Para el cuidado del rostro y la piel

La dimeticona también es utilizada frecuentemente en la industria de los cosméticos debido a las propiedades que posee. El mismo, es útil como tratamiento de humectación para la el rostro, así como también para prevenir o cuidar zonas de la piel susceptibles a la resequedad como en los codos, rodillas o manos.

Para la higiene del cuero cabelludo

Entre otras funciones, la industria comercial ha incorporado al mercado un gel hecho a base de dimeticona para tratar los piojos que afectan en su mayoría a los niños. El tratamiento actúa sobre el cabello suavizándolo, permitiendo con esto eliminar de forma sencilla las liendres y los piojos con un cepillo especial.

Presentación

La dimeticona como fármaco posee varias presentaciones. Está disponible de forma oral, tableta, comprimidos y emulsión. En situaciones de uso cosmético, se presenta en cremas, jabones, champú, entre otros.

Composición

Está compuesta de 5g de D.C.I con 0.01g de Tiomersal D.C.I y 1g de óxido de zinc.

Además, está conformada por vaselina líquida, alcohol cetilico, veegum, lanolina, estearato magnésico, colesterina, esencia de lavanda y 100g de agua destilada.

Es necesario saber que el “tiomersal” es una mezcla con poco contenido de mercurio. El consumo de cualquier cantidad de dosis, sirve para impedir el crecimiento de las bacterias y los hongos. Además, el tiomersal se usa para la producción de diferentes vacunas.

De igual forma, el óxido de zinc es un compuesto químico presentado en un polvo blanco, utilizado en gran parte en cosméticos y productos para el cuidado de la piel, las uñas, jabones de baños, lociones de bebé, entre otros.

Indicaciones

La dosis de la dimeticona estará señalada en gran medida por un médico, según sea la gravedad, la condición y el medicamento requerido por el paciente. Sin embargo, las cantidades que son frecuentemente utilizadas son:

La dosis en adultos se ubica entre 80 y 125 mg cada 6 u 8 horas. Mientras que en los niños, la cantidad del medicamento oral (la dosificación) se ubica entre 40 – 60 mg cada 6 u 8 horas.

En términos generales, se recomienda masticar totalmente el comprimido previo a tragar. Por otra parte, las gotas pueden ser ingeridas solas o disolverse en algún líquido. Cabe destacar que el medicamento comienza el efecto después de los 60 minutos luego de consumir y perdura durante 4 horas.

Advertencias

La dimeticona no puede ser consumida por personas que han mostrado algún rechazo del organismo por este medicamento.

Además, el consumidor de este medicamento tendrá que asegurarse de leer rigurosamente las indicaciones mostradas en la parte trasera del envoltorio y seguir las instrucciones en caso de que no haya sido recetado por un especialista de la medicina.

El medicamento no puede ser inhalado ni ser utilizado cerca del calor, tampoco el envase puede estar quebrado, quemado o perforado. La dimeticona debe ser consumida o aplicada según sea el caso de la persona y lo haya establecido el especialista médico.

En la circunstancia de que una mujer atraviese por el periodo del embarazo, es importante saber que a pesar de que el fármaco no sobrepasa la placenta, su uso solo puede ser suministrado por necesidad y con previa autorización médica.

Aunque la ciencia permite la utilización de este fármaco durante el periodo de embarazo y lactancia, debido a que no se conocen efectos adversos, lo más recomendable es conversar con el médico si se da el caso de que la mujer lo requiera obligatoriamente.

Reacciones adversas

Algunas de las reacciones adversas que podría generar este fármaco son:

  • Estreñimiento
  • Nauseas
  • Flatulencias

Sin embargo, no son reacciones que suceden regularmente si no en el caso de personas que tengan otras complicaciones médicas.

Efectos adversos

Es importante señalar que los probables efectos secundarios de la dimeticona dependerán en gran medida del organismo de cada persona. Sin embargo, los mismos son pasajeros y pasivos. El efecto adverso más frecuentado es una moderada astricción o constipación.

Además, entre otros efectos secundarios de la dimeticona, se encuentran la resequedad bucal, las náuseas, la indigestión, la inflamación, los mareos y la visión se puede tornar borrosa.

En el caso de que persistan los efectos adversos por un tiempo prolongado, el paciente deberá comunicarse con su médico de cabecera inmediatamente.

Contraindicaciones

En caso de que el organismo haga reacción ante la presencia de la dimeticona con hipersensibilidad, obstáculo o perforación del intestino, no se puede continuar utilizando.

Asimismo, está contraindicado si se evidencian las siguientes condiciones:

  • Dispepsia intestinal
  • Ulcera péptica
  • Colon irritable
  • Aerofagia
  • Alergias a su componente
  • Espático

En último término, el uso de la dimeticona no puede ser aplicado a menores de seis meses.

Fuente:

(1) https://www.paraque-sirve.com/para-que-sirve-la-dimeticona/
(2) https://laguiadelasvitaminas.com/dimeticona/
(3) https://www.clinicadam.com/medicamentos/principios-activos/dimeticona.html
(4) https://accessmedicina.mhmedical.com/content.aspx?bookid=1552&sectionid=90369533